Bologna - tel. 051203198
info@bologna.social-forum.org
www.bologna.social-forum.org
Logo Contropiani
BOLOGNA SOCIAL FORUM INFORMAZIONE RETE DOCUMENTAZIONE CALENDARIO E APPUNTAMENTI HOME
Informazione rete
italiano
portoghese
spagnolo
francese
tedesco
inglese
In evidenza:

Liste del BSF

Sottoscrivi
Cancella



 
Cerca nel sito o nel web
Mappa del sito
Sito
Web

powered by FreeFind



Convocatoria Rete NoOcse



Despue's de ma's de un mes de encuentros y debates ha sido constituida, en la ciudad de Bologna (Italia), una red de sujetos singulares y colectivos con el objetivo de bloquear el ve'rtice de la OCDE que tendra' lugar en esta ciudad en los dias del 12 al 15 del pro'ximo mes de Junio. El nombre de la red es "CONTROPIANI" (CONTRO-PROYECTOS).

En apoyo de la convocatoria lanzada por la red, invitamos a todos a adherir, hacer circular su contenido del modo ma's ampliamente posible, contribuir y colaborar con las iniciativas en preparaciòn para el pro'ximo Junio, de las cuales se pasara' a informar. Del 12 al 15 de Junio del 2000 se celebrara'n en Bolonia las reuniones de los "Ministros de Industria y de los Ministros encargados de la pequena y mediana empresa de los paises miembros de la OCDE".

La OCDE (organizacio'n para la cooperacio'n y el desarrollo econo'mico) reune un total de 29 paises y es ma's conocida como el "Club de los ricos". Sus fines, implicitos y explicitos, son: abolir las barreras adenueras y los vinculos legislativos que impiden la libre circulacio'n de capitales; hacer posible la competitividad de las empresas de los diferentes territorios de manera que los lobbies (grupos de presio'n) patronales de los paises ricos puedan apropiarse de los recursos disponibles a nivel planetario: desde las mercancias hasta el trabajo, en todas sus formas. Actuando de esta manera, la OCDE provoca una au'n ulterior pauperizacio'n de las categorias sociales màs desfavorecidas del Norte, exasperando la flexibilizacio'n y la precarizacio'n de quienes trabajan sometidos a la amenaza del paro; pero, sobre todo, produce la hambruna y la destrucciòn del Sur y el Este del mundo.

El convenio de Bolonia tratara' de la pequena y mediana empresa, y se pondra' como objetivo incentivar, con el apoyo del Estado, la tendencia a redimensionar la produccio'n en las grandes empresas en favor de aquellas pequenas y medianas. Pero las pequenas y medianas empresas no son una alternativa a las grandes, no so'lo por el hecho de que las elecciones estrate'gicas son decididas por las multinacionales, sino porque adema's continu'a adelante el proceso de integracio'n entre grande y pequena empresa, sea bajo la forma tradicional de la deslocalizacio'n (descentralizacio'n), sea bajo la forma de la empresa-red. Ha sido elegida Italia como sede de los encuentros de la OCDE porque la peque@a y mediana empresa tienen en este pais un peso mayor en relacio'n al resto de los paises industrializados. Se ha elegido Bolonia, en particular, porque es en la regio'n de la Emilia-Romagna (de la que esta ciudad es capital) donde pueden encontrarse y ser presentados, a titulo de modelos, varias formas de esta produccio'n descentralizada e integrada (entre otros los llamados nuevos distritos industriales). El modelo de la pequena y mediana empresa interesa a los empresarios porque los salarios son alli ma's bajos, las garantias de seguridad y de derechos sindicales son menores cuando no del todo inexistentes, la flexibilidad productiva es altisima y, a menudo, abiertamente salvaje. Al te'rmino del convenio de la OCDE del pro'ximo Junio vendrà deliberada una "Carta de Bolonia" para la pequena y mediana empresa, carta dictada directamente por empresarios y gobiernos. Nadie podra', en cambio, representar a los trabajadores, tanto menos a aquellos parados y precarios. Esto solo ya dice bastante acerca de la transparencia y democracia interna de ciertas instituciones. Pensamos que, asi como viene integràndose la producciòn entre grande y pequena empresa, deben tambie'n integrarse los derechos (salarios, derechos sindicales, seguridad, tutela ante la amenaza de despido), que deben ser iguales al màs alto nivel para todas y todos, eliminando esa diferencia negativa que favorece el desplazamiento de la produccio'n de la grande a la pequena empresa. Los trabajadores deben hacer oir su propia voz.

La OCDE y la OMC son organizaciones internacionales antidemocra'ticas y arbitrarias, por cuanto operan fuera del control de quien sufre las consecuencias de sus politicas: sementes organismos actu'an en la ma's absoluta ausencia de transparencia y utilizan (también) la guerra en la defensa de sus propios intereses econo'micos. Por lo dema's, se sirven de las instituciones politicas locales, nacionales e internacionales para hacer funcionar su proyecto neoliberal. Alguno todavia defiende hasta la extenuaciòn el papel y funciòn de estas instituciones, otros sostienen que deban ser "democratizadas" y "modernizadas".

Por cuanto respecta a nosotros, creemos simplemente que tales organismos carecen de cualquier legitimidad, y es por esto que hemos decidido impedirles hablar en Bolonia de la misma manera en que ya ha ocurrido el pasado Diciembre en Seattle.

Lo que la sociedad civil quiere que que sea globalizado en el tercer milenio son los derechos de ciudadania y no la "capacidad de competir con e'xito" como alguno querria, empobreciendo las vidas y los recursos del planeta: derechos de ciudadania universales, pues, entendidos como el derecho a moverse libremente; el derecho a vivir en un ambiente saludable en el que poder alimentarse con productos no alterados geneticamente; el derecho a una renta ma's alla' y en contra de la amenaza de un trabajo precario y no garantizado; el dercho a la informacio'n y el derecho a una formacio'n libre y gratuita; el derecho, en suma, a una mejor calidad de la vida.

La novela de este fin de siglo nos ha contado como se desmantelaban lasfronteras para mercados y capitales al tiempo que se erigian las barreras insuperables puestas a reprimir las vivencias y los deseos de millones de inmigrantes; nos ha ilustrado la emancipacio'n de la mujer a trave's de la aproximacio'n al modelo masculino; nos ha contado como la competicio'n llega a representar un valor mientras que los derechos sociales se convierten en tan solo un gasto a contener; esa novela nos ha explicado que el mundo entero esta' en venta, mientras que aquel que no se vende es marginado del mundo; ha subrayado los aumentos de productividad determinados por rl uso de las nuevas tecnologias, introduciendo en nota a pie de pa'gina la fisiolo'gica reduccio'n de los niveles de renta mientras se hacia por otra parte evidente la necesidad de reducir el tiempo de trabajo y redistribuir la riqueza socialmente producida.

Para el pro'ximo siglo viene preparada una otra novela colectiva en la cual los campos de concentracio'n de inmigrantes clandestinos sean el recuerdo de un tiempo triste en que mares y froteras se desbordaban de sangre y de verguenza; pero un tiempo tambie'n en que la autonomia econo'mica de la mujer se acompane del derecho a disponer libremente del propio cuerpo, de la propia vida, de la propia sexualidad; un tiempo en el cual oponer a la competicio'n interempresarial la potencia productiva de la cooperacio'n social; un tiempo, en fin, en cual derechos iguales para todas y todos prefiguren un modelo de desarrollo diferente y opuesto a aquel que hemos conocido y odiado.

A la forma unilateral de imponer la globalizacio'n que se intentarà plasmar en la "Carta de Bolonia" pretendemos contraponer una otra forma ma's compleja, ma's plural y ma's social, una forma que sea expresio'n de un espacio pùblico de disidencia critica au'n màs abierto y extendido que el que se ha constituido en la ciudad en esta fase preparatoria.

Un espacio pu'blico en el cual experimentar una nueva socialidad, opuesta a la "new economy", extendida desde lo local hacia lo global a trave's de los espacios intermedios de las metro'polis europeas para afirmar una ciudadania abierta.

Querriamos que a inaugurar el verano de Bolonia compareciese triunfante esta nueva socialidad y, de hecho, por cuanto se refiere a las formas de la contestacio'n, pretendemos reafirmar nuestra conciencia de vivir en un cuerpo social y planetario virtualizado y cyberne'tico, pero, al mismo tiempo, de tener un cuerpo en el sentido cla'sico del "habeas corpus", es decir, de poder disponer de nosotros mismos, de tener derechos, de poder meter en juego nuerstros propios cuerpos. Un cuerpo hecho de necesidades y deseos que tenemos la intenciòn de satisfacer. Un cuerpo complejo hecho de culturas, emociones y conocimientos que sigue siendo la medida de las felicidades, de los miedos, de las alegrias, de las transformaciones de la realidad. Pero no tenemos sòlo un cuerpo singular, tenemos tambien un cuerpo comu'n que habitar y en que vivir que es el planeta. Todo e'l es reproducible, pero solo en forma de copia. Y nosotros queremos permanecer originales y mezclados habitando un mundo original enriquecido por la mezcla de lo diverso, y sustentado sobre la base de las tecnologias y la pluralidad de culturas.

Sabemos que los seres razonables se adaptan al mundo mientras que los irrazonables pretenden adaptar el mundo a si mismos. Pero es por esto que todo progreso y todo cambio dependen de los irrazonables.

Somos todos ciudadanos del mundo.

Bolonia, 12.IV.2000


Per adesioni ed informazioni
Tel. 051.242697
Fax. 051.2916773
E-mail: info@contropiani2000.org



BOLOGNA SOCIAL FORUM INFORMAZIONE RETE DOCUMENTAZIONE CALENDARIO E APPUNTAMENTI HOME